Historia del congelador

Hielo, historia del congelador

Para conocer la historia del congelador actual hay que remontarse miles de a√Īos. El hombre en la antig√ľedad ya se dio cuenta de las propiedades que ten√≠a el fr√≠o para conservar los alimentos.

Observaron que estos se mantenían durante más tiempo frescos, que no se deterioraban tan rápidamente y que por tanto podían consumirlos más tarde.

Sin embargo, el problema era que no sab√≠an c√≥mo reproducir este fen√≥meno. El mayor hito de la antig√ľedad en el uso del fr√≠o lo consiguieron los romanos, que utilizaron pozos de nieve o cavernas en los que introduc√≠an los alimentos que quer√≠an conservar m√°s tiempo, poniendo paja encima, aunque no durante mucho m√°s tiempo.

 

Historia de la congelación

 

Posteriormente, Alejandro Magno observó en algunos pueblos orientales el uso de pozos de hielo para la conservación de alimentos, y mandó a sus cocineros a que se doctrinaran sobre esas técnicas de conservación del frío y de elaboración de lo que ya eran helados.

 

Alejandro Magno Conservación de los alimentos observación

También se sabe que el Imperio Chino del siglo IV utilizó técnicas de conservación del hielo mediante miles de bloques que utilizaban para elaborar helados y sorbetes.

Y tendrían que pasar siglos hasta que volviéramos a escuchar algo sobre formas de congelación de los alimentos. Se cuenta la anécdota de que en el siglo XVII el famoso científico Francis Bacon también intentó descubrir el secreto de la conservación de los alimentos en frío; este tremendo y curioso personaje quiso congelar un pollo, así que se le ocurrió que una excelente forma podría ser rellenarlo de nieve a medida que esta fuera derritiéndose. Obviamente no consiguió su objetivo y cuenta la leyenda que lo que sí consiguió fue coger una neumonía, de la que murió.

 

Seg√ļn la leyenda, Francis Bacon muri√≥ de una pulmon√≠a, tras intentar congelar un pollo

 

Tendríamos que esperar hasta 1868, fecha en la que Charles Tellier fabricó un aparato que era capaz de generar frío artificial gracias a un compresor. Muchos consideran que este inventor fue el padre del frío.

Y llegamos al siglo XX, justo después de la Primera Guerra Mundial, cuando Clarence Birdseye que, después de realizar un viaje por el norte de Estados Unidos y de la Península del Labrador, observó curiosamente que los esquimales dejaban los alimentos como carne y pescado al aire libre y, que después de un tiempo se encontraban en perfecto estado de conservación.

 

Clarence Birdseye, padre del congelador moderno

 

As√≠, lleg√≥ a la conclusi√≥n de que el secreto de la congelaci√≥n estaba en la rapidez con lo que se produc√≠a. Volvi√≥ a Londres y empez√≥ a experimentar con este sistema en carnes y posteriormente en una planta de refrigeraci√≥n. Utilizaba alimentos empaquetados en grandes placas congeladoras, consiguiendo los efectos que hasta no hace muchos a√Īos se segu√≠an utilizando. Por tanto, podemos afirmar sin duda que quien invent√≥ el congelador fue este gran inventor,¬†Clarence Birdseye.

Y gracias a este sistema se empezaron a vender los primeros alimentos congelados en 1930. Con el éxito de este sistema surgió el primer congelador doméstico y gracias a ello la posibilidad de congelar y conservar los alimentos en nuestros domicilios, sin tener que consumirlos inmediatamente.

Tambi√©n te podr√≠a interesar…

google-site-verification=GHsFW1uGH9C-K5ECwd3LEtUBmnWCdllIvs8N89TeCOY