¿Cómo congelar y conservar los higos?

Cómo congelar y conservar los higos

Si tienes la suerte de poder tener una higuera en tu jardín o terreno, o si simplemente te encantan los higos en general, es posible que te  estés preguntando cuál es la mejor manera de conservar esta deliciosa fruta para asegurarte de poder disfrutarla durante todo el año, incluso cuando no son de temporada.

Los higos son una fruta muy versátil y se pueden disfrutar de muchas formas: tal cual, como parte de ensaladas, o incluso horneados en deliciosas recetas de postres o dulces. 

Independientemente de cómo decidas utilizar los higos en casa, la buena noticia es que se pueden congelar y descongelar de forma segura siempre que lo necesites. 

RESPUESTA RÁPIDA

Se pueden congelar los higos durante 8 meses. Son una fruta que enseguida madura y se pone pocha, así que congelarlos es una excelente idea, antes de que ocurra y tengas que tirarlos.

¿Cómo congelar y conservar los higos maduros o frescos?

Debido a que los higos no tienen una gran vida útil natural, congelarlos es la única forma de conservarlos para usarlos más allá de unos pocos días.

Dicho esto, debes tener en cuenta que la textura de los higos cambia significativamente cuando se congelan, por lo que deberás tener esto en cuenta al considerar cómo se usarán  cuando se descongelen.

Si bien los higos congelados no serán un buen aderezo para ensaladas, aún podrán ser deliciosos como parte de productos horneados como pasteles de temporada o muffins de desayuno, por lo que congelarlos sigue siendo una buena idea. Veamos exactamente cómo congelar los higos:

  1. Córtalos: Aunque en última instancia es decisión tuya hacerlo, corta los higos en cuartos antes de congelarlos para obtener los mejores resultados. Esto les permite descongelarse rápidamente cuando estén listo para comerse.
  2. Lávalos bien con agua fría una vez que hayas cortado los higos, y sécalos con una toalla de papel.
  3. Dependiendo de lo que tengas planeado al usarlos más adelante, debes decidir si quieres pelarlos. No olvides que cuando descongeles tus higos, su textura se habrá suavizado significativamente.
  4. Debido a su textura, debes colocar los trozos de los higos en una bandeja para hornear antes de colocarlos directamente en bolsas aptas para el congelador. Asegúrate de que estén separados entre sí (para evitar que se apelmacen) e introdúcelos en el congelador durante un par de horas.
  5. Cuando los higos estén congelados, puedes transferirlos a bolsas aptas para el congelador y volver a meterlos en él. Etiquétalos con la fecha de caducidad antes de hacerlo, para tener controlado hasta cuándo puedes consumirlos.

 

También te podría interesar…

¿Se puede congelar el apio?

¿Se puede congelar el apio?

El apio es uno de esos vegetales que tienen un sabor muy característico y que muchas personas en ocasiones lo toman...

google-site-verification=GHsFW1uGH9C-K5ECwd3LEtUBmnWCdllIvs8N89TeCOY